Deje la provocación sobre la mesa. Empecemos con algunos "noes" esenciales para mantener la salud del bolsillo.

Hay algunos noes que debemos aprender a decir para cuidar nuestras finanzas. Citemos algunos, para empezar. Todos son realizables y, para muchas personas, todos son un desafío. Implementar estos consejos podría hacernos parecer tacaños, cuadrados, extremistas, insensibles, etc.

Pero se trata de algo más simple y apreciable: queremos tener nuestras finanzas en orden y disfrutar de la paz que este buen manejo nos permit

Aprende a decir NO?

  • NO SERÁ FÁCIL AJUSTARSE A ESTAS REGLAS.
  • NO TRATES DE IMPRESIONAR
  • NO TRATES DE ENCAJAR
  • PRÉSTAMOS INNECESARIOS

Citemos algunos, para empezar.

Todos son realizables y, para muchas personas, todos son un desafío. Implementar estos consejos podría hacernos parecer tacaños, cuadrados, extremistas, insensibles, etc. Pero se trata de algo más simple y apreciable: queremos tener nuestras finanzas en orden y disfrutar de la paz que este buen manejo nos permita.

NO será fácil ajustarse a estas reglas.

NO financies tu vida social. No vayas al restaurante, la fiesta, el cine, el resort, etc. si la actividad NO ha sido planificada ni tienes presupuesto para llevarla a cabo. Un gustazo que no ha sido planificado es un trancazo merecido.

NO trates de impresionar

NO trates de impresionar a los de tu entorno viviendo una vida que no se ajusta a tus posibilidades. Lo de arroparse hasta donde dé la sábana es un consejo sabio. ¿Qué es eso de becar a todo el mundo en una salida y luego pedir prestado para completar la quincena?

NO trates de encajar

NO trates de encajar en un grupo que, económicamente, te lleva forzado/a. Los frecuentes almuerzos con compañeros de trabajo (que ganan cuatro veces lo que tú), en restaurantes muy caros, son “actividades de integración” completamente prescindibles.

Préstamos innecesarios

NO tomes un préstamo que no necesitas, aunque el banco te llame y te diga que está pre-aprobado.

Haga una cita ahora!